domingo, 8 de noviembre de 2009

Celos

Celos,
que pequeña palabra
para tan gran sentimiento
en el que el amor y el odio
se confunden en un siseante ruego

Celos,
es la penitencia
del que comete el pecado de amar
y la tortura
del que osa ser amado.

Celos,
capaces de colmar el alma
y despojarla de su gozo
de remover las angustias
y guiarlas a su antojo

Celos,
tan constantes,
siempre acompañándonos
en cada momento de la vida
martirizándonos

Celos,
del amigo, del hermano
del vecino, o del amado
del compañero de juegos
del de enfrente, del de al lado

Celos,
a veces por sentirlos
otras por soportarlos
envenenando la sangre
amargando, haciendo daño

Celos,
dejad a las almas con su dicha
a los espírtus con sus pasiones
que gocen los corazones
alejaros para siempre de mi vida.

© Eufrosina Amores (2001)


No hay comentarios: