domingo, 8 de noviembre de 2009

¿Por qué lloras?

Un inmenso dolor se cierne

en las profundas tinieblas
del alma, cuando está nostálgica.

Un incesante pesar abate
en lo más hondo del corazón
que añora y recuerda
a la persona amada.

Y en el fondo de todo, es la tristeza
la que mana en forma de agua
y transcurre por ese suave cauce
de seda y terciopelo, que es tu cara.

¿Por qué lloras recordando
esos momentos tan felices
que te hicieron soñar
y te infundieron esperanzas?,

si sabes que en el fondo
sólo es eso, recuerdos y sueños,
que aunque desees no alcanzas.

La melancolía envuelve
como una espesa nieve
tu desgarrado corazón que sangra
y que entristece al alma.
¿Por qué llueve
de las oscuras perlas de tus ojos
ese agua salada,
que por tus sonrosadas mejillas
resbala como en una rosa
el rocío de la mañana?

Si tu cuerpo está vivo,
mas muerta tu alma,
sólo que luches te digo
para que encuentres
ese incesante fuego
que calienta el espíritu
y despierta en ti la calma.

Pero... búscalo en la persona amada.

Ese fuego que antes corría
por tus venas y sentías que vivías.

Acabose de repente el combustible un día,
y sentiste el frío hielo de la muerte...

y sentiste que morías.

No apagues con tus lágrimas la chispa
que en lo más profundo de tu corazón anida,
pues algún día quizás se encienda
y sientas correr por tu cuerpo
la hermosa alegría de la vida.

© Eufrosina Amores (1983)



No hay comentarios: